GRS y GOTS
GOTS
Toalla Tomar 100% algodón

En esta era donde nos persiguen los problemas medioambientales originados por la falta de decisiones o la toma de algunas erróneas en el pasado, se convierte en algo primordial el desarrollo y fabricación, en este caso de textiles, bajo parámetros que estén en consonancia con el medioambiente. Así muchos organismos y asociaciones a nivel nacional e internacional se encargan del estudio de los procesos de fabricación y productos finales otorgando según sus diferentes parámetros de sostenibilidad. Supratex, está en vías de conseguir certificado GOTS que sigue la Norma Textil Orgánica a nivel internacional originada cuatro reconocidas organizaciones miembro: OTA (EE.UU.), IVN (Alemania), Soil Association (Reino Unido) y JOCA (Japón). Un producto textil con etiqueta GOTS grado“orgánico” debe contener como mínimo un 95% de fibras orgánicas certificadas mientras que aquellos con la etiqueta “hecho con material orgánico” deben contener no menos de 70% de fibras orgánicas certificadas.

GRS

Supratex también, está en vías de conseguir el certificado GRS otorgado desde 2011 por la organización Textile Exchange, y que fija requisitos para la certificación por parte de terceros de contenido reciclado, cadena de custodia, prácticas sociales y medioambientales, y restricciones químicas. De esta manera se esta desarrollando una línea de artículos con la etiqueta ECOSEA, la cual esta tejida con hilatura obtenida del reciclado de botellas de plástico recogidas del mar, contribuyendo de esta manera a la limpieza de los mares. Supratex, dispone de un compromiso de reciclado de ropa usada , mediante el cual se le retira la ropa usada al cliente y se le garantiza que la misma va a ser usada en la generación de hilo, que será usado en la fabricación de nuestros productos. Garantizando de esta manera un vida útil circular de la prenda y contribuyendo enormemente a la no generación de residuos.

SUPRATEX, dispone de una serie de acabados en los tejidos, los cuales puede facilitar el mantenimiento de la prenda, como son el EasyIron , para facilitar el planchado. Hidrófugos para repelar las manchas, en incluso Anti insectos para repeler la presencia de insectos en la estancia donde se encuentre la prenda. SUPRATEX, ha desarrollado unas fundas de colchón ANTIPULGAS, mediante su uso se evita su presencia y proliferación en la habitación

RFID

A través de la incorporación del sistema RFID en los tejidos, se puede identificar cada prenda, conocer su localización y durabilidad.

Esta herramienta analiza la trazabilidad de los textiles en tiempo real a través de radio frecuencia con unos tags o etiquetas capaces de soportar los procesos de lavado industrial y con un software que procesa y analiza millones de lecturas.

Un paso más en la digitalización para mejorar el control y gestión de las dotaciones textiles mediante la identificación, localización, trazabilidad y gestión de las prendas. 

Ecolinens

Nuestra apuesta para establecer una economía circular en la lencería de los hoteles y contribuir en la lucha por conseguir un planeta más sostenible y saludable.
Esta propuesta consiste en obtener, de la lencería recogida para retirar, las fibras necesarias para convertirla de nuevo en hilo, que se utilizará para tejer la nueva lencería que adquiera el establecimiento. Cuando esta lencería vuelva a estar en desuso, volverán a recogerla e iniciaran otra vez el proceso. De esta manera se establece una economía circular completa.
Esta iniciativa es realmente importante para mejorar la huella climática en el planeta, suponiendo un avance sostenible extremado. Este sencillo gesto supone un ahorro de gran magnitud. Así, por cada kilo de lencería que se genera dejan de ocuparse 2,48m² de superficie cultivada, se ahorran 3.485 litros de agua, se dejan de consumir 6,77 kw/h de corriente eléctrica y se evita la emisión de 1,62 kilos de CO2. Si todos los hoteles de España se equipasen con lencería Ecolinens, se ahorraría una superficie de cultivo de 20.731.842,72 equivalente a una cuarta parte de la superficie de Andalucía; 29.133.254.790 litros de agua, equivalente a 11.653 piscinas olímpicas, y 56.594.586,78 vatios, consumo equivalente al de 943.239,10 bombillas de 60 W. También se reducirían 13.542.574,68 kg de CO2 a la atmósfera, el equivalente a la emisión de 237 coches, durante su vida útil. Y se eliminarían 7.000.000 de kilos de residuos textiles, el equivalente a 28.000.000 de toallas de lavabo.